jueves, 19 de enero de 2012

Napoli

Vesubio y Nápoles
La idea de viajar a Nápoles me seducía, solo por el hecho de visitar Pompeya. Cuando me propusieron el viaje con la idea de dedicar dos días a subir en bicicleta puertos calificados como Bigs, no lo dudé ya que es una excusa para viajar y conocer otros sitios. Subir el Vesubio fue uno de ellos, se encuentra tan solo a 15kms de Nápoles y visible desde muchos puntos de esta ciudad costera.

      Me enteré que Na´poles tiene el mayor número de Iglesias, más que el VAticano. Tiene bastantes palacios, castillos y museos. Nos encontramos con la mayor y más importante exposición de pessebres que pueda existir. TAnto el mercado de pessebres artesanales en la Via San Gregorio Armeno que se celebra durante estas fechas y como dentro de algunas iglesias. Los escenarios omás completos no les faltaba ningún detalles y tenían como fondo el Monte vesubio. Toda una obra de arte.

      Habíamos alquilado un coche, y el primer día lo dedicamos a visitar el centro histórico. Las calles estaban  muy animadas debido a estas fiestas y en la que disfrutamos del mercado de pessebres. Luego pasamos a buscar por la tienda a recoger las bicis que nos había facilitado la empresa online“That’s amore". Te hacen la reserva de una bicicleta en cualquier parte de Italia, además tienen posibilidad de contratar un guía que te puede acompañar en bici. http://www.rentalbikeitaly.com/.
De ahí al hotel habrían unos 3kms, de noche,y con la fama que tienen de conduccion los italianos, íbamos con precaución, suerte que nos dejaron unas luces traseras.

Al día siguiente montamos las bicis en el coche y nos acercamos a la costa de Sorrento, a unos 40kms de Nápoles, para subir dos puertos, primero Monte Faito, y luego Picco Sant Angello. El día se levantó empañado de nubes. Pero nos respetó y no cayó ni una gota. A media mañana se había despejado. 

EL PUERTO:  MONTE FAITO
Punto de Origen: Vico Equense     Kilometraje: 15 kms   Porcentaje medio: 7,2 %    Altitud:  1.165 mts.

Decidimos partir desde la localidad de Vico Equense.  En sus primeros kms de ascensión nos encontramos con obras y tráfico, este tramo tiene rampas considerables,  una segunda parte en la que la carretera (aquí ya han desaparecido los coches) es más serpenteante, y disfrutamos de unas vistas sobre la costa de Sorrento preciosas, aquí me paro para poder captar el momento (a mi izquierda se consigue divisar la isla de Capri y por mi derecha se ve perfectamente el Vesubio y Napoles) y lá última parte nos adentramos en un bosque frondoso, donde un cártel nos da la bienvenida aunque aún nos quedan unos dos kms rodeados de este bosque  hasta llegar a la cima donde se encuentra el Funicular Faito. Luego supimos que unos metros más arriba estaba el Santuario de San Michelle a 1.268 mts.

Vista de la Costa de Sorrento y la Isla de Capri al fondo, desde el Monte Faito
  

Zona frondosa, últimos kms. del Monte Faito

Desde el Monte Faito la otra visión de la costa: El Vesubio y Nápoles


EL PUERTO:  PICCO SANT' ANGELO
Punto de Origen: Sorrento     Kilometraje: 9,5 kms   Porcentaje medio: 4,1 %    Altitud:  465 mts.

Ya con el sol brillando y una temperatura agradable ascendimos este segundo puerto con poca dureza. El día despejado nos permitió disfrutar de una costa con un paisaje que permanece tranquilo. Hasta mitad de recorrido hay casas junto a la carretera, considerado como el Barrio de Fontanelle (donde hay un cartel  considerado como una fracción de Sant Angelo "Colli de Fontanelle" y que sólo se ve cuando bajas. Acabando la subida, te encuentras a mano izquierda un Hotel restaurante, y a mano derecha como un mirador donde se encuentra una imagen tallada de "Sant'Angelo" dentro de una especie de vitrina desde donde se puede ver el Golfo de Nàpoles y de Salerno. Por lo que tengo entendido, hace siglos unos monjes fundaron un Monasterio y que desapareció por completo y sobre sus ruinas se edificó el Hotel.

 Subida a Sant'Angelo
  
Sant'Angelo

 















El tercer nos esperaba hablando en argot ciclista "la etapa reina", en este caso era ascender con la bici el  Vesubio (uno de los más célebres volcanes que parece haber cesado su actividad desde el año 1944, aunque tiene estados de equiescencia) y luego llegar hasta Pompeya para visitar las ruinas que quedaron enterradas por la erupción en el año 79 d.c. y que fueron descubiertas siglos más tarde. Una verdadera instántanea de como vivían los Pompeyanos. 
EL PUERTO:
VESUBIO
Punto de Origen: Torre del Greco Kilometraje: 12,3 kms   Porcentaje medio: 8,4 %    Altitud:  1.055 mts.



Nos dirigimos a Torre del Greco (a 10 kms de Nápoles), desde donde partimos para comenzar a pedalear entre calles y buscando las indicaciones. En los primeros kms te encuentras con unas rampas de mayor porcentaje, zona donde nos encontramos con una de las obras de arte contemporáneo que hay expuestas al aire libre en las laderas del Vesubio y que nos acompañaran durante la ascensión. Son esculturas enormes de piedra de lava escupildas por artistas europeos  y que se ven junto a la carretera.

Primeros kms con rampas muy duras,
aquí en una de ellas junto a una Escultura de lava.
 El día también apareció nublado y con bastante humedad y por eso no había apenas coches. Creo que nos pasaron 3 ó 4 coches. Durante la ascensión a la izquierda un "río de lava" solidificado que bajaba por la montaña.  Cuando nos quedaban pocos kms y casi sin darnos cuenta el paisaje quedó envuelto por una niebla. Hasta tal punto que los chicos que nos esperabamos en puntos estratégicos, el último en un hotel abandadonado, los tenía delante y en unos metros era como si fueran engullidos por la niebla tan densa. Era el preludio de que el cráter estaría taponado por esta niebla y no podríamos ver la profundidad.
Después de la última curva aparece la recta de los últimos metros  para llegar a la cima y  acaba la carretera. Aquí es donde se encuentra el refugio (bar y tienda), un pequeño parking para los coches, y la entrada para acceder al camino que te lleva al cráter.
Dejamos las bicis y nos pusimos las bambas que habíamos subido en una pequeña mochila en la espalda. Para llegar al cráter compramos la entrada de 8 euros y nos espera  recorrer un sendero fácil y con ligera pendiente en zig zag  durante aprox 500 mts.  Te vuelves a encontrar un tenderete de objetos turisticos.Lo que pudimos ver era el reborde del volcan y una capa de niebla cubría la profundidad del cráter. Aquí llegas al punto más alto del Vesubio a 1.282 mts.






    
Junto al cráter del Vesubio

 

Ya de bajada, llegando a Torre del Greco (donde habíamos dejado el coche), aunque el cielo estaba encapotado decidimos arriesgarnos y seguir con la bici hasta Pompeya por una carretera que llegaba y bordeaba parte de la costa. Por este trayecto teníamos 15 kms.





     Tras la visita a Pompeya volvemos en bicicleta por otra carretera hasta Torre del Greco. Tenemos que darnos prisa porque queda el tiempo justo para que se haga de noche. A todo esto nos encontramos con bastante tráfico. Es el día 4 de enero y todos los Napolitanos están de compras. En la madrugada del 5 al 6 de enero llegará la Befana con sus regalos para los niños.

     Finalmente llegamos justo de noche porque tuvimos un pinchazo y nos cayó un chaparrón que en poco tiempo dejó en la calzada charcos de agua, además de que nos encontramos muchos semáforos y en un buen tramo había mucha caravana de coches que teníamos que ir adelantando . Aunque este camino era más corto, y pedaleábamos como si nos persiguieran, todo esto dificultó que pudieramos  llevar una buena media para llegar a tiempo antes de que cayera la noche.

   
    Ya sólo me quedaba un día para disfrutar de este viaje antes de partir por la noche. A primera hora dejamos las bicicletas y nos dirigimos con el coche hacia otra zona costera de la ciudad de Nápoles, donde se encuentra el Castel dell'Ovo; la Via Posillipo donde se encuentra el Club Naútico Posillipo (en este club es donde se entrena el equipo de waterpoloo de Nápoles, considerado uno de los mejores de Italia) ; la Via Toledo (zona comercial situada en una zona muy histórica). 
Al fondo el Castel dell'Ovo

Este último día también fue muy emocionante. Claudio consiguió localizar a una prima de su padre con orígenes italianos. Nora, una joven de 81 años, sí sí, no me equivoco! Encantadora, divertida y muy vital.  Todos los días va a nadar al Club Posillipo. Es una enamorada de este deporte e incluso lleva unos años compitiendo y en breve iba a participar en otro campeonato italiano.  Nos llevo de visita al Club Naútico Posillipo, y al restaurante dentro del Club donde comimos auténtica comida italiana......unos deliciosos spaghetti con gamberoni, hummm....
4 dias parece poco tiempo pero la verdad que muy bien aprovechados. Me ha quedado mucho que ver, entre ellas la Isla de Capri y visitar la ciudad de Paestum (antigua ciudad griega que  conserva los mejores templos de la Grecia clásica). Volver a visitar el cráter del Vesubio en un día despejado...